Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
22 mayo 2017 1 22 /05 /mayo /2017 17:38
 
El pueblo de Santa Teresa di Gallura situado en la región sur de Cerdeña formado está enmarcado por extrañas formaciones rocosas de granito que parecen diseñados por un mago imaginario. Cruzar desde Bonifacio , en Córcega, hasta la bella Cerdeña a través de las Bocas de Bonifacio y de un mar turquesa es de ensueño. Esta parte del mar Mediterráneo es tranquilo y transparente. Sus diistintos tonos de azul y verde otorgan al paseante una paz y una tranquilidad jamás sentida, sin duda el más hermoso mar que he podido ver en toda mi vida. Arrecifes que forman piscinas naturales con peces multicolores pueblan la costa.  La región de Cerdeña es como  un mini continente y en ella se pueden encontrar playas, campo, desierto, cascadas, stios arqueológicos, cerditos vagando por las calles y formaciones rocosas extraordinarias.

Santa Teresa de Gallura es uno de los puntos más septentrionales de Cerdeña y nto muy cerca del archipiélago de islas de la Maddalena. Todo su entorno lo forman playas y ensenadas de aguas cristalinas y gente amable.

Conocida como la “pequeña Turín” por sus trazado urbanístico en cuadrículas (una salvedad dentro de las ciudades sardas) que promovió en 1808 Victor Manuel I, a la sazón rey de Cerdeña y duque de Savoia.

 

Ya antes fue puerto romano, codiciado por la calidad de la piedra del cercano Capo Testa, con el que incluso se construyó el Duomo y el Baptisterio de Pisa (y se dice que también el Panteón de Roma).

Uno de los emblemas de Santa Teresa de Gallura es la torre de avistamiento aragonesa, conocida como Torre di Longosardo. Y si bien no tiene otros monumentos destacados, el sólo hecho de pasear por la Piazza Vittorio Emanuele I, parando a comprar recuerdos y productos genuinos de Cerdeña en sus tiendas locales, nos resultó agradable.

 

Esta es una región de bohemios, corsarios y artistas y con una  temperatura seca y  cálida. El aroma a maquis y a olivos impregna todo el aire que respiramos, desde el interior del monte sardo de jara y mirto, con el que se fabrican algunos de los jabones y licores de la isla, hasta el más familiar olor a sal del mar Mediterráneo.

La economía actual de la ciudad está muy centrado en el turismo de temporada ya que su posición en el extremo norte de la Costa Esmeralda y su vinculación con

Sólo estuvimos allí un día, pero nos queda un maravilloso recuerdo de este pedacito de Italia.-

 

Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
7 mayo 2017 7 07 /05 /mayo /2017 21:08

Por sorpresas de la vida –de las buenas y lindas sorpresas- planificamos este maravilloso viaje  a la isla de Córcega   con mucho cuidado. Decidimos llegar a principios de abril, cuando apenas las flores empezaban a despertar, no hay tantos turistas y el sol ya comienza a calentar. Desde el momento en que bajamos del barco y pisamos esta hermosa isla sabíamos  que tenía algo diferente. Es un lugar mágico que de momentos te hace pensar que estás en algún lugar de Italia o de Francia o incluso de Suramérica. Es un mosaico de paisajes infinitos, de colores cambiantes - verde y azul –en todas sus tonalidades-.El paisaje en Córcega no se parece a nada que hubiese visto antes. Entre más avanzábamos más nos sumergíamos en un bosque mediterráneo omnipresente llamado maquia o maquis. A nuestro paso, la vegetación pareciese querer devorar la carretera.

 

En época de primavera, las diferentes tonalidades de verdes crean una atmósfera delirante y envolvente sobre el paisaje de Córcega. Por momentos vimos ovejas, cabras y lechoncitos corriendo por el medio de la ruta.

Los pueblos encaramados en la montaña

Nos tomamos nuestro tiempo, cuestión de admirar sin perder detalle. De repente, un pueblo encaramado en la montaña hizo aparición. Un pequeño poblado en piedra jugaba con la bruma y nos hacía señas desde lo alto. Bordeamos el río Tavignano y llegamos al pueblo mágico de PINO (Pinu en lengua corsa) La carretera parecía tener su punto cúspide en el cielo. Allí, encaramado en la montaña uno de tanto lugares  fotogénicos,  rodeado de una naturaleza en colores de primavera. Para nosotros fue el tiempo de un café en  un bar, y de escuchar el fuerte acento característico  de los corsos (gente de Córcega), que por momentos parece una mezcla entre el francés y el italiano.

 

Seguimos bordeando el mar turquesa y arribamos a otra joya del paisaje de la isla de Córcega : la ciudad de Sartène. Con el beneplácito del sol quien se dignó a calentar las colinas, creando colores fantásticos en los muros de piedra de la ciudad. Sartène es una ciudad de estética casi perfecta, puesta en el punto exacto donde naturaleza y la vista panorámica la hacen única..

 

Antes de llegar a Bonifacio… la placidez

Estabamos extasiados, necesitábamos asimilar tanto paisaje y tanto color desconocido hasta entonces, con una luz muy especial, pocas veces vista.

Seguimos el itinerario con dirección al sur, mientras veíamos el sol desvanecerse lentamente en el mar Mediterráneo.

Y  luego, nuestro arribo a Bonifacio. Una de las ciudades más bellas de Córcega por encontrarse en un emplazamiento espectacular, en lo alto de unos acantilados de piedra blanca (calcárea) que dan acceso a una de las calanques (fiordo) más bellas del Mediterráneo. De allí se ve Cerdeña ( isla italiana a la que también arribamos, aunque será tema de otra entrada)  y que está a sólo unos kilómetros .Recorrer el  casco viejo, la plaza de armas, Catedral de Santa María la Mayor, iniciada en el siglo XII por Pisa, y con añadidos góticos posteriores y detalles decorativos aragoneses resultado de la dominación española. Sus tesoros artísticos son los sarcófagos romanos que se conservan en su interior y un altar barroco, aunque quizá la joya mas preciada por los habitantes de Bonifacio es el pedazo del Lignum Crucis (Cruz de Cristo) que guarda en su sacristía.

Escalera del Roi d’Espagne

Es el sitio turístico más visitado de Córcega. Una curiosa escalera tallada en la roca que baja desde la Haute Ville hasta un aljibe de agua dulce. Esta es la realidad, aunque la leyenda, mucho más bonita tal vez, dice que los 187 escalones fueron tallados por el Rey de Aragón Alfonso V en su asedio de Bonifacio en 1420 en una sola noche. Acá hay poco de cierto pero mucho de marketing. En realidad  la Escalera del Rey de Aragón (tallada en el acantilado), En realidad a la escalera la tallaron los monjes franciscanos y a la inversa, de arriba abajo, para poder llegar a un pozo de agua dulce que se encuentra en la base del acantilado y recibe el nombre de St. Barthelem. Desde la "ville haute" de Bonifacio uno se pasea para ver los panoramas extraordinarios que caen en picada a un mar turquesa y azul y de pronto, allí, sostenido entre las rocas se encuentra el cementerio marino o Cementerio del Bosco. con sus pequeños mausoleos coloristas que le confieren un carácter especial, Y por hoy, acá nos quedamos. En próximas entradas les contaremos sobre nuestro maravilloso viaje.

 

 

 

Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
7 marzo 2017 2 07 /03 /marzo /2017 15:27

Franch - Comté, o Franco Condado en español, es una zona de Francia con fuertes reminiscencias históricas para España, no en vano perteneció a la corona de los Habsburgo hasta el siglo XVII. Ese pasado común con el mundo hispánico, -lo que hoy es mi país, Argentina, Filipinas y México  conjuntamente con el Franco Condado y Bélgica fueron propiedad del mismo rey Felipe II- Los viajeros españoles y latinoamericanos que visitan Francia, no suelen acercarse a esta zona del país que linda  con Suiza. Y ello a pesar de una naturaleza fulgurante y bella, más desconocidas que los Alpes, Las montes Vosgos y Jura son menos abruptas y complicadas.

Un poco de Historia.La región del Franco Condado ocupa los departamentos de Jura, Doubs, Alta Saona (Haute-Saone) y el pequeño Territorio de Belfort. Su situación entre Alsacia y el Rin, Lorena, Champaña-Ardenas, Borgoña, Ródano-Alpes y Suiza ha sido de gran importancia durante la historia ya que formaba parte de la ruta natural entre el Mediterráneo y las ciudades del Norte de Italia como así también  París, Flandes y parte de Alemania. Con Milán y Flandes forma parte del cinturón de los Habsburgo que asfixiaba a la Francia de Francisco I. Fue uno de los eslabones por los que Flandes se nutria de tropas y avituallamientos a través de la Valtelina.

Su participación en la historia, sin embargo comienza antes, con la ocupación prehistórica. Ocupada por Roma en siglo I y trasformada en provincia (primero parte de la Gallia Bélgica, después Maxima Sequanorum), su paso dejará importantes vestigios como el Teatro de Madeure.

Su posición casi fronteriza hará que a partir del siglo III se produzcan frecuentes invasiones. Alanos, Vándalos, Alamanos, Francos y Burgundios atravesarán el territorios y lo ocuparán sucesivamente. El breve reino burgundio será ocupado por los francos en 534, pero unos siglos más tarde en el caos carolingio el ducado se transforma en el Reino de Borgoña con Rodolfo I (888). Con todo la época no se basaba en poderes fuertes, ser rey no iba más allá del famoso primus ínter pares. Curiosamente el reino dejará de serlo para transformarse en ducado (Borgoña) y Condado (Franco Condado) en el siglo XI.

A partir de ahí su historia se separará, reunirá, volverá a separar… El condado continua su compleja historia medieval, con sucesiones, presiones, dependencias (Pertenece al Sacro Imperio Romano), etc.. Otón IV lo convertirá finalmente en feudo en 1289. Esto es importante ya que por esa vía acabará reunido con los territorios ibéricos y americanos de los Habsburgo.

La región del Franco Condado ocupa un territorio de 16.200 km2. Más de 1.200.000 habitantes viven en los cuatro departamentos. Las ciudades principales son Besançon, Belfort, Vesoul, Lons-le-Saunier y Dole. Las ciudades del Franco Condado son pequeñas, incluso las grandes. Besançon sólo tiene 120.000 habitantes, Belfort poco más de 50.000 y Montbéliard un poco más de 26.000.

Nuestro viaje comenzó por Pontarlier. Esa bella villa insertada en medio de la montaña y los bosques de los Alpes franceses.La región del Franco Condado es montañosa, su carácter fronterizo se basa en los montes del Jura que separan Suiza y Francia. Las cumbres más altas del macizo están en el lado suizo. Del lado francés destacan el Crêt Pela con  495 m, y el mont d’Or (1463 m).

Los ríos y los lagos son muy numerosos y la zona del Pays de Lacs en el triángulo que forman Lons-le-Saunier, Morez y Pontarlier. .

Abundan los grandes bosques de hayas, robles y pinos. Es la segunda región arbolada de Francia tras Aquitania. Se conoce al franco Condado como la región más verde de Europa.

Franco Condado verde.

El Parque Natural Regional de Haut-Jura es majestuoso y aloja lagos y ríos de deshielo. El salto del río Doubs y su fuente surgente  son espectaculares, en especial  cuando se produce el deshielo. El Mont d’Or y otros cumbres del Jura también son apreciadas por los amantes de las caminatas y el montañismo.

La gastronomía del Franco Condado.

La cocina de la región está muy influida por los excelentes quesos de la región. Por ello, como en Suiza, la fondue es típica. Son muy famosos los platos de carne, con salsas de queso, los pescados de río como las truchas  y los quesos, como  la raclette, hasta el propio Comté, pasando por un gran queso azul, el Bleu de Gex ou Septmoncel; el Morbier; el Mont d’Or (que se calienta en el horno y se come cortando la capa superior) y el Edel de Cléron.

También los vinos de la región son muy buenos. Blancos muy secos pero muy afrutados, con una gama de aromas increíbles. Además de los Côtes du Jura, encontramos otras apelaciones Vin Jaune, Vin de Paille, vinos achampanados (Crémant du Jura), licores y aguardientes. Y no nos ha dado tiempo a hablar de sus postres…

Castillo de Joux.
El Fort de Joux o castillo de Joux es un castillo, convertido en una fortaleza, situada en La Cluse-et-Mijoux, en el departamento de Doubs, en las montañas del Jura de Francia. Ordena el paso de montaña "Cluse de Pontarlier.

Durante su larga historia, Fort de Joux ha pasado por sucesivas etapas de construcción. La primera construcción fue de madera en el siglo XI y una reconstrucción fue ejecutada en piedra en el siglo XII por los señores de Joux. El arquitecto francés Vauban en 1690.la reforzó para proteger la frontera.. En 1879, el capitán (más tarde General) Joffre lo transformó en una fortaleza. Sirvió como prisión para los sucesivos gobiernos de Francia entre los siglos XVII y XIX. En esta capacidad, Fort-de-Joux es mejor conocido por servir como sitio de reclusión por Toussaint Louverture, quien murió allí el 7 de abril de 1803, Mirabeau y Heinrich von Kleist. Además de ser empleado como una prisión, Fort-de-Joux ha jugado un papel en la defensa de la región hasta la Primera Guerra Mundial.

El río Doubs y su importancia en la región de Jura.

El río Doubs (en francoprovenzal y en español áurico, Dubs) nace en Mouthe -Francia. y luego atraviesa  Suiza, y su fuente se halla a 937 m sobre el nivel del mar, atraviesa el lago de Saint-Point, y forma la frontera franco-suiza durante decenas de kilómetros, antes de entrar en el cantón suizo del Jura, definiendo el llamado Clos du Doubs.

La importancia del  río radica en que es un medio fundamental para la  navegación y unir así el el Ródano con el río  Rin entre Dole y Montbéliard (200km), bien en su curso natural, bien canalizado (Canal du Rhône au Rhin). Es además una fuente extraordinaria de agua pura  para la región.Un viaje tan maravilloso nos permitió conocer y desfrutar de la nieve, de sus paisajes montañosas y de la vida en contacto con la Naturaleza.-

Suiza: atravesando la aduana Franco-suiza.

El Franco Condado comparte, al este de Francia, 250 kilómetros de frontera con Suiza. El ingreso a este país es sencillo y sólo se atraviesa la aduana en Vallorbe. Arribamos a la campiña suiza y nos detuvimos a ver sus haciendas y sus animales.La  región ofrece unos paisajes maravillosos y grandes espacios gracias a la riqueza del Macizo de los Vosgos, las montañas del Jura y numerosos lagos y bosques. Luego seguimos hacia el lago Neuchatel y la ciudad del mismo nombre .

Es un lugar hermoso y lleno de historia. Dista 38 km al oeste de Berna, a 106 km al norte de Ginebra y a 74 kilómetros al este de Besanzón. La historia de la ciudad es citada por primera vez en  el año 1011. Fue gobernada por condes hasta 1458, año en el que pasó bajo la soberanía de la familia de Orléans-Longueville bajo cuyo poder estaría hasta 1707. Desde aquel año sería su soberano el rey de Prusia, hasta el año 1804 en el que finalmente se adhirió a la Confederación Suiza como parte del cantón de Neuchâtel.

 

 

 

 

La economía de la ciudad ha estado desde hace siglos ligada a la administración y a la agricultura. En el siglo XVIII era el centro comercial por excelencia de los relojes y los pasteles.

En torno al siglo XIX se construyeron muchos hoteles en la ciudad con el fin de de acoger al turismo que era cada vez más importante desde la llegada del ferrocarril.

 

Fue Philippe Suchard de quien emanó la industrialización de la ciudad, cuando en 1870 fundó su chocolatería, que en el futuro se convertiría en la propietaria de marcas del renombre de Milka o Chocolat Suchard.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
31 enero 2017 2 31 /01 /enero /2017 12:33

En mi tercer viaje  a Argentina fuimos con mi familia a disfrutar del Zoo y Espacio Parque de TEMAIKEN...Realmente es imperdible...Me encantó Temaiken... los lugares para los animales son amplios y parecen estar bien cuidados. Si bien fuimos un día de mucho calor, ello no fue impedimento para recorrerlo ya que hay sistemas de "llovizna" que refrescan cuando uno circula..
Quiero resaltar que el video de 13 min que muestran en una especie de anfiteatro. Es realmente muy valioso y además es muy conmovedor. Nos permite pensar sobre el cuidado de las especies y abre la mente de las personas con respecto a la Ecología y a la preservación de nuestro planeta.

Ojala que cada visitante de Temaiken sepa que desde su hogar puede hacer un aporte pequeño para cuidar el medio ambiente. Por ejemplo no tirando las pilas descartables a corrientes de agua o a la basura, talando menos árboles, cuidando de no arrancar plantas en lugares protegidos...

Los animales se hallan en espacios cómodos y amplios, limpios y cuidados. Los guias son muy atentos , serviciales, y didácticos .Además cada animal está en su hábitat adecuado y muy bien cuidado. El acuario es extraordinario y merece un recorrido detenido y pausado para ir viendo las diferentes especies de peces y además leer algo de la historia del mar.  Para almorzar o merendar hay distintos restó tematicos(pastas, hamburguesas, ensaladas, casa de té, etc)
Todo el parque está muy cuidado. Los espacios cuentan con vallas altas y dobles, son seguros. Mi nieta disfrutó plenamente de cada espacio y como frutilla del postre, ingresó a los corrales de las ovejas, gallinas y vacas para darles de comer ....UNA MARAVILLOSA EXPERIENCIA.-


 

Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Temaiken....  magnífico espacio-parque  en Buenos Aires.
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
15 noviembre 2016 2 15 /11 /noviembre /2016 14:17
El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE

Rochefort-en- Terre es otro de esos pueblos que atraen por su encanto a pequeña escala, y sobre todo, porque se halla alejado de las grandes rutas turísticas de Francia. Aunque eso no signifique que no sean pueblos acostumbrados a recibir visitantes, siendo que esta villa medieval es una de las buenas sorpresas que muchos incluyen en un paseo por Bretaña.

Sobre un promontorio rocoso, este rincón congelado en la época medieval se desarrolló en torno a un castillo, y desde entonces, poco de su aspecto ha cambiado. Caminar por sus calles tranquilas es un paseo entre edificios del siglo XVI y XVII, murallas, casas antiguas, tiendas, y flores. El entorno de Rochefort-en-Terre también tiene su encanto, en medio de colinas y bosques. Todos los ingredientes para ganarse el lugar entre les plus beaux villages de France (por cierto, ésta es una catalogación para promover turísticamente pequeños municipios rurales con encanto e historia).

El castillo de la ciudad es del siglo XII, construido sobre antiguas fortificaciones romanas, y un sitio que recientemente se va abriendo a las visitas y actividades. En el pueblo, como curiosidad, funciona un café (Café Breton), en una casa del siglo XVI.

La región de Bretaña, por su parte, es un destino con identidad propia al noroeste del país. Rochefort-en-Terre es un fiel exponente del tipo de poblados de esta región, con su particular aspecto y tranquilidad.

El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE
El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE
El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE
El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE
El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE
El encanto de un pueblo medieval ...ROCHEFORT-EN-TERRE
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
14 octubre 2016 5 14 /10 /octubre /2016 14:27
Inolvidable viaje a Colliure, Francia

Veníamos de viaje por la bella España, desde Tarragona y le propuse a Alain visitar los últimos lugares donde residió Antonio Machado, el gran poeta sevillano. Por allí también han pasado Jaime IV, rey de Mallorca y su esposa Juana; ambos exiliados, lo mismo que Machado. El poeta y los dos reyes coincidieron en Colliure, con siete siglos de diferencia. ¡Un humanista republicano y unos reyes guerreros juntos en las querencias!

Nada más cruzar la frontera deberíamos haber tomado el desvío a la derecha hacia Colliure, pero nos equivocamos y seguimos unos treinta kilómetros hacia delante. Agradecimos el error. Escuché una vez que algún presidente francés había dicho lo caros que le salían los agricultores, pero que ese desembolso merecía la pena, pues Francia parecía un jardín. Es cierto. Las carreteras secundarias están delimitadas por guardavallas de madera verdosa. Las banquinas aparecen cuidadas, sin restos de comida lanzada desde los coches, ni paquetes de cigarrillos vacíos, ni botellas de plástico. Las casas de los pueblos pequeños muestran sus fachadas perfectamente pintadas. Y algo maravilloso, no se ponen nerviosos al volante, por lo que las bocinas parecen no existir. Recorríamos, hasta que nos dimos cuenta del error, la ruta del vino. En todas las comarcas vitivinícolas, asociadas en el Mediterráneo con el olivo, las viñas y la tierra que las rodean aparecen tan humanizadas, tan mullidas y tan cuidadas, que da la impresión que estamos caminando por el jardín de nuestra casa. Vimos olivos centenarios y otros a los que sólo le habían dejado una copa redonda y perfecta. Parece como si los campesinos jugasen con los cultivos.

Dicen que a un pueblo se le conoce cuando se come su pan y se bebe su vino. Ampliándolo podríamos decir que viajar es, también, comer lo que cocinan, beber el vino que producen y saber cuál es su actividad principal. En cualquier viaje no se puede separar el apartado cultural del festivo o ritual, todo es Cultura. La parte del Rosellón que hemos visitado se dedica, en especial, a la viña, son productores de vino. En Colliure, además, salan anchoas desde hace muchos años. Se nota que están elaboradas a mano, todavía les queda en el lomo un tinte azulado, esto, y la sal, en su justa medida, hacen de las anchoas de Colliure, un producto exquisito. La Cultura, tanto de Perpinyà como de Colliure, es tan catalana como francesa.
Colliure, Colibre, Puerto libre, apareció ante nuestros ojos como el pequeño pueblo mediterráneo que es, como una enorme postal coloreada, protegido por el castillo y bañado por la mar azul, oscura, que le da el fondo de piedras casi negras. Mirando esa mar, a unos metros, sola y también coloreada, estrecha, está la casa donde murió Antonio Machado. La rodeamos con emoción, tratando de averiguar cual era la ventana de la habitación del poeta. La casa está abandonada, algunas hojas secas de los plataneros que la rodean intentan entrar en ella. La tierra que rodea a Colliure está plantada de viñas, aterrazadas, mediterráneas, a dos pasos de Pirineo. Rodean también la casa de Mme. Quintana. Colibre es uno de esos pueblos mediterráneos objeto del deseo de cuantas civilizaciones han pasado por su litoral.

Era miércoles y no había turismo, la gente, yendo y viniendo, vestía como lo hacen con temperaturas de entretiempo, unos con abrigos y a otros en mangas de camisa. El ambiente era una mezcla de hogar e historia, como esas casonas de piedra con los techos muy altos, pero con grandes chimeneas encendidas y sillones mullidos alrededor de ellas.

Bajamos hasta la playa de San Vicens en busca del “sol de la infancia” de Machado. Había que probar las anchoas de Colliure. En una terraza de nuevo, flanqueadas por el castillo construido en Catalunya por el conde de Roussillò, y al otro lado, cerrando la pequeña ensenada, el campanario de la iglesia que fue faro, redondo, alto, saliendo del agua, ojo eternamente abierto, señalando puerto y reposo.
Las calles de Colliure recordaban esos pequeños pueblos de pescadores, y han hecho un paseo en donde hay establecimientos que no desentonan con las casas pequeñas, de dos o tres pisos, pintadas con los suaves colores de la mar, de los cultivos y de la tierra. El resto de calles son estrechas, empinadas, algunas con escaleras, iluminadas con farolas en forma de quinqués, contraventanas de colores que abren hacia fuera y piedra lisa en el suelo. La calle Fraternité o de Les Estables, muestra ateliers d’art, casas pintadas en rosa, naranja y amarillo, con contraventanas verdes. Pese a la estrechez y oscuridad de la callecita, sus ventanas y puertas están llenas de macetas con flores. Como la tumba de Antonio Machado, como todo el hermoso cementerio viejo, en el centro del pueblo, muy francesa esa costumbre.

En Francia se cena pronto, aunque sea en Colliure, tan cerca de Catalunya. También se cena pronto en Catalunya. La gente trabaja y se levanta con el sol, en Colliure a las siete está todo cerrado. Hay muchos restaurantes, pequeños, sin bar, la mayoría de ellos con mesitas para dos. Ofrecen galletas. Gallettes de sarrasin, grandes, cuadradas, hechas con trigo negro, de tradición bretona, dicen. Las sirven abiertas y dentro lo que hayas pedido, desde vísceras adobadas, a patés, huevos, quesos. Exquisitas. Las comimos acompañadas de un vino rosado ecológico, de color rojo pajizo, con regusto a frambuesa madura. No hay que perderse el choucheu, que es un estilo de agua miel de miel fermentada. Fue una noche maravillosa. Al otro día, muy temprano, seguimos nuestra ruta por la hermosa región Languedoc. Roussillon.-

.

Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Inolvidable viaje a Colliure, Francia
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
29 septiembre 2016 4 29 /09 /septiembre /2016 16:19

Está claro que los artistas son los mejores en reflejar el sentimiento más profundo. Han sido capaces a lo largo de la historia de hacer que la obra cobre sentido, que cobre vida. Podría afirmar con seguridad que mi parte favorita del arte es la escultura, pero a la vez no puedo confirmarlo. El arte es tan extenso, antiguo y variado que es imposible inclinarse definitivamente por una u otra. Desde el principio de los tiempos el arte ha estado presente, desde la prehistoria hasta nuestros días, el arte ha sido todo.

Sin arte nadie podría imaginar la cara que tenía Julio César, la cara de Alejandro Magno, Adriano, o incluso la de artistas como Goya o Velázquez, solo quedarían palabras escritas en un papel que se deteriora más rápido que un busto, un óleo o una acuarela en el interior de una tumba egipcia durante miles de años.

Hoy quiero hablarles de un escultor que conocimos en nuestro viaje a Saboya, Alpes franceses. Se llama JOSEPH GEORGES CAMILLERI y esculpe el metal de una manera mágica, increíble y original. A pesar de la complejidad de la técnica metalúrgia y las dificultades de representación artística que supone la escultura en metal, este material es idóneo para trabajar y adecuarse a lo que el artista desea representar.

Joseph es originario de Malta pero se radicó en Francia desde que era muy joven. El amor por la escultura lo puebla desde hace mucho tiempo, aunque también ha incurrido en pintura y cerámica. En sus manos las piezas de metal se transforman y emprenden el vuelo magnífico que su artista le va otorgando. Obras monumentales como DON QUIJOTE Y SANCHO, O SU PERRO PEPE, O LOS UNICORNIOS Y LOS DELFINES DANZANDO JUNTOS...Todo es atrapante en su taller y si debo ser honesta, debo decir que Joseph Camilleri es como una especie de mago, de encantador que nos lleva hasta ese universo reconfortante del arte para que nos reconfortemos y se nos expanda el alma.-

Georges Joseph Camilleri esculpe metal para crear impresionantes obras: Don Quijote, pantera, gato, unicornio ... En sus manos, las piezas de metal se transforman en obra de arte. La plancha toma forma y todo se vuelve posible. Georges Joseph Camilleri es una especie de mago. Desde su primera exposición Georges Joseph Camilleri recompensado y su pantera fue exhibido en el Carrusel del Louvre! El artista tiene una satisfacción diferente, la de haber demostrado que el trabajo de hierro podría ser una profesión noble. Hermosa exposición en perspectiva!

El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
El artista y su creación : Joseph G. Camilleri.
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
19 septiembre 2016 1 19 /09 /septiembre /2016 19:30
El día D  y las playas del desembarco.

Las playas del Desembarco de Normandía

El Desembarco de Normandía -llamado en clave Operación Neptuno- fue un episodio determinante de la Batalla de Normandía (Operación Overlord) y, a la postre, desencadenante del final de la II Guerra Mundial. Durante el inolvidable 6 de junio de 1944, el famoso Día D, 132.000 soldados aliados desembarcaron en la costa de Normandía, en el norte de Fancia, en lo que sigue siendo la mayor invasión por mar de la historia. Hoy las cinco playas del Desembarco –Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword– son tranquilas y más bien solitarias, pero en ellas pervive el recuerdo de tiempos que no han de volver. Tuvimos ocasión de pisar cuatro de ellas y debo decir que quedamos impresionados. Muchos lugares de Normandía nos recordaron que, no hace tanto tiempo, el mundo entero estaba en guerra. Éstas son las cinco playas que pasaron a la historia…

Omaha Beach

Contexto histórico

Omaha es la más famosa de las playas del Desembarco de Normandía. Su notoriedad no se debe tanto al éxito o la importancia de aquel asalto en particular, sino a la crueldad de la batalla: más de 4.000 soldados murieron en Omaha Beach (3.000 aliados y 1.200 alemanes), motivo por el que fue más tarde conocida como “Bloody Omaha”. Hollywood ha colaborado en la creación del mito con películas épicas como El día más largo y Salvar al soldado Ryan, o la fabulosa serie Hermanos de Sangre.

Pointe du Hoc

Aunque no se trata de una playa, merece comentario aparte el cercano Pointe du Hoc, un acantilado situado entre las playas de Omaha y Utah. Los Aliados sabían de la existencia de baterías en este punto estratégico y enviaron allí a los Rangers del Ejército de los EEUU, uno de sus cuerpos de élite. 225 soldados tomaron los acantilados trepando con cuerdas en plena madrugada, luchando contra las balas, el oleaje y el terreno adverso. Sólo 90 de ellos quedaron en condiciones de seguir combatiendo, pero cumplieron su objetivo en lo que supuso una de las mayores gestas de la Operación Neptuno. Este acantilado puede visitarse hoy en día. Encontraremos un pequeño museo, un memorial, y todo un campo lleno de cráteres provocados por los bombardeos previos. Además las vistas son impresionantes, así que lo consideramos una visita imprescindible. Y si queréis profundizar sobre la hazaña de los Rangers podéis visitar el Musée des Rangers en la cercana población de Grandcamp-Maisy.

Utah Beach

Contexto histórico

Utah Beach fue la segunda playa asignada al Ejército de los EEUU. El Desembarco de 23.250 soldados comenzó a las 06:31h, convirtiéndose en la primera playa invadida por los Aliados. La principal unidad de aquel ataque fue la 4ª División de Infantería, comandada por el célebre Theodore Roosevelt Jr., quien acabaría recibiendo la Medalla de Honor a título póstumo. A diferencia de Omaha, en Utah Beach se produjeron relativamente pocas bajas: menos de 200 entre muertos y desaparecidos. Utah fue, de hecho, la playa donde mayor éxito tuvo la operación, pues se consideró prácticamente controlada sólo 1 hora después. Varios factores se han señalado como la clave de aquel éxito: una menor resistencia nazi, la mayor eficacia de los bombardeos previos, el intenso apoyo de la 82ª y la 101ª División Aerotransportada desde el interior, el gran número de tanques anfibios que alcanzaron la orilla, la marea baja que permitió ver los obstáculos, etc. Curiosamente, uno de aquellos factores determinantes fue en realidad un error, pues varios batallones desembarcaron casi 2km al sur de donde se había previsto por culpa del oleaje. Lejos de resultar en catástrofe, aquel imprevisto evitó que las tropas penetraran por una zona donde la resistencia alemana estaba mejor organizada. Entre los muchos nombres anónimos que nos dejó el Desembarco, en Utah hubo uno al que el azar se encargó de destacar; el del Coronel Leonard T. Schroeder, quien suele considerarse como el primer soldado que pisó las orillas de Normandía el Día D.

El día D  y las playas del desembarco.El día D  y las playas del desembarco.
El día D  y las playas del desembarco.
El día D  y las playas del desembarco.El día D  y las playas del desembarco.El día D  y las playas del desembarco.
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
19 septiembre 2016 1 19 /09 /septiembre /2016 19:14

El soldado John M. Steele (Metropolis, Illinois 29 de noviembre de 1921 - Flayetteville, NC 16 de mayo de 1969) fue el paracaidista norteamericano hecho famoso en la película El día más largo por haber aterrizado sobre el campanario de la iglesia de Sainte-Mère-Église, el primer pueblo de Normandía en ser liberado por los paracaidistas Americanos el Día D.

La noche antes del Día D (6 de junio de 1944), sucesivas oleadas de soldados norteamericanos de la 82.ª División Aerotransportada fueron lanzados al oeste de Sainte-Mère-Église. La ciudad había sido el blanco de un ataque aéreo y una casa al este de la plaza de la ciudad comenzaba a quemarse debido a una bomba incendiaria errante. La campana de la iglesia se comenzó a tocar para alertar a los pobladores quienes salieron de sus casas en grandes cantidades formando una brigada supervisada por miembros de la guarnición alemana. Para las 01:00 horas, la ciudad ya estaba bien iluminada y llena de soldados alemanes y pobladores cuando de pronto, dos grupos de paracaidistas del 1.er y 2.º batallón aterrizaron (por error) directamente sobre la ciudad.

Los paracaidistas fueron objetivos fáciles y Steele fue uno de los pocos que sobrevivieron. Su paracaídas quedó atrapado en uno de los pináculos de la torre de la iglesia quedando suspendido sobre la parte trasera de ella desde donde observó como asesinaban a sus compañeros. El paracaidista herido y sin fuerzas luego de haber intentado zafarse durante la matanza, colgó de la torre durante dos horas pretendiendo estar muerto hasta que los soldados alemanes lo tomaron prisionero. Más tarde Steele pudo escapar y se reincorporó a su división cuando las tropas estadounidenses del 3.er batallón del 505.º Regimiento de Infantería Paracaidista atacaron el pueblo capturando a treinta alemanes y matando otros once. Por estas acciones y sus heridas, Steele fue condecorado con la Estrella de Bronce por su valor y el Corazón Púrpura por haber sido herido en combate.

Este pueblo es famoso por la película EL DIA MAS LARGO de la que una de sus escenas más famosas es la de un paracaidista que se quedó enganchado en el campanario de la iglesia.

Ésta era una ciudad estratégica en el desembarco de las playas de Utah, de madrugada del 6 de junio de 1944, el 505 regimiento de la 82 aerotransportada se tiraron en paracaídas.

Fue tan célebre este combatiente que en su honor, hay un maniquí con paracaídas en la iglesia, John viajó varias veces a este pueblo y quiso que lo enterraran junto a sus compañeros, acabó muriendo a los 57 años de cáncer.

En frente está el museo Nairbonne que nos gustó mucho, el museo tiene un Waeco (avión de transporte de los paracaidistas, que se puede ver por dentro, así como cientos de documentos, fotos y material militar de la época.

Antes de entrar en la tienda de regalos, hay una maquinita que metiendo 1 € y una moneda de 5 céntimos, te graba esta última con una imagen anteriormente escogida.

En el mismo pueblo hay un Borne de kilómetro 0 ya que fue la primera ciudad liberada.

Sainte Mere Eglise ​y el paracaidista enganchado en la torre.-
Sainte Mere Eglise ​y el paracaidista enganchado en la torre.-
Sainte Mere Eglise ​y el paracaidista enganchado en la torre.-
Sainte Mere Eglise ​y el paracaidista enganchado en la torre.-
Sainte Mere Eglise ​y el paracaidista enganchado en la torre.-
Sainte Mere Eglise ​y el paracaidista enganchado en la torre.-
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo
19 septiembre 2016 1 19 /09 /septiembre /2016 17:33
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.

Cherburgo-Octeville, (en francés Cherbourg-Octeville), era una comuna francesa, que estaba situada en la región de Normandía, departamento de Mancha, en el distrito de Cherburgo y cabeza de partido de los cantones de Cherburgo-Octeville-1, Cherburgo-Octeville-2 y Cherburgo-Octeville-3, y que el uno de enero de 2016 se unió a las comunas de Équeurdreville-Hainneville, La Glacerie, Querqueville y Tourlaville, formando la comuna nueva de Cherburgo-en-Cotentin.-

Empiezo la entrada de nuevo desde el punto en que me despierto en el albergue, bajé a recepción y me informé acerca de una exposición en la “Cité de la Mer” o Ciudad del Mar, uno de los mayores espacios de Cherbourg. Allí se estrenaba una exposición permanente acerca del Titanic, ya que el mastodonte naval paró en Cherbourg en su recorrido hacia USA, También visité el submarino nuclear “Le Redoutable” o El Invencible, un submarino nuclear que estuvo de servicio hasta los años 90 que ahora esta expuesto al público. Por el camino me crucé con un astillero muy particular. Lo habitual suele ser emplear grandes grúas para sacar los barcos al muelle para allí apuntalarlos en los “varaderos” y trabajar en el barco. Sin embargo aquí utilizan un sistema diferente. Como ocurriera en Rennes, un sistema de compuertas guía al barco a un recinto estanco a nivel del mar, con el dentro se cierran las compuertas y se empieza a achicar toda el agua para ir bajando el nivel y asentando el barco en la base del astillero. Desde arriba veía como caía a unos diez metros de profundidad, pudiendo acceder por escaleras a la base, muy interesante de ver, estoy seguro de que a mi padre le encantaría esta ciudad, pues es un viejo y experimentado lobo de mar.finalmente alcancé el mayor museo de Cherbourg, la ciudad del mar. Por fuera apenas llega a verse una gran nave, pero eso solo contiene la recepción, cafeterías, sala de multimedia y una exposición sobre los minisubmarinos utilizados por los investigadores para llegar a las grandes profundidades de las fosas oceánicas, su evolución desde los primeros años del batiscafo es sorprendente y uno puede consultar las características de cada modelo en unas tablas anexas. Recogí en la entrada un teléfono-guía en Ingles adjunto con un libro en español con la misma historia, era obligatorio tomar la audioguía (sin coste añadido) ya que es el método que tienen para contar a los visitantes. La visita empezaba por la cola del submarino, entrando en la sala de máquinas en la que lo primero que puede observarse es la barra de tracción de la élice, los hidráulicos que guian su dirección y ayudan a la inmersión.

También se puede ver la caja reductora que es un gigantesco mastodonte. El espacio es cerrado pero lo suficientemente grande como para andar, aunque con cuidado de no chocarse con ciertas cosas. Algo bastante importante que te cuentan es la capacidad de compresión que tiene toda la instalación, puesto que el casco en las inmersiones se comprime un centímetro cada cien metros de profundidad, por lo cual todo tiene que estar soportado sobre peanas amortiguadoras que sean capaces de soportar esas variaciones en toda la estructura del submarino.

Más adelante llegamos a la sala de los misiles. 16 cabezas nucleares balísticas con una potencia 50 veces superior a la de Iroshima. El capitán nos explica como funciona todo el sistema, por ejemplo las maniobras de supuesto lanzamiento, donde el submarino asciende hasta 10 metros de la superficie del agua, para abrir las escotillas de lanzamiento cuyo aire interior acompaña al misil hasta la superficie evitando que se moje, saliendo propulsado y siendo capaces de recorrer 3000 km en minutos. El capitan a su vez nos dice que todo esto formaba parte de lo que en su día era la “Guerra del miedo”, donde debías demostrar a tu país oponente que eras capaz técnicamente de hacerlo y disuadir así cualquier otra iniciativa militar. Jamás se lanzó ni uno solo de estos misiles en los distintos submarinos franceses. Además explica el largo protocolo de lanzamiento, en el cual intervienen el Comandante, Sub-Comandante y el presidente francés. Primero el presidente debe mandar la orden y activar el misil, operación que tarda 45 min en completarse, después los dos máximos oficiales de abordo tienen un código secreto cada uno los cuales deben introducir para poder pasar a la siguiente fase, que ya es el lanzamiento. Allí se introducen las coordenadas en ordenadores que calculan las trayectorias y mandan toda la información a las cabezas nucleares para que estas tomen el recorrido. Es increíble lo que la ingeniería humana a sido capaz de crear…

Más adelante llegamos a la sala de control, pues si bien las salas de máquinas eran el corazón y pulmones del submarino, esta sala es el cerebro. Aquí se puede ver todo lo de las películas, los sónares, los dos periscopios, los mandos que dirigen el rumbo de la nave y todos los instrumentos de control que podáis imaginaros. Todo ambientado con a típica luz roja. Una vez leí en un blog de ciencia que la luz roja se utilizaba por que era más fácil para el ser humano notificar cambios de intensidades en los paneles de control, también mantienen el cerebro más alerta y concentrado. Aquí me hice una foto a los mandos de la bestia.

Lo siguiente ya es una zona mucho menos amenazante: las dependencias de los 150 pasajeros. Paso cerca de todos los cuartos de literas, ni siquiera las dependencias del comandante son especialmente mejores que las del resto de tripulantes, todo se reduce una litera, algún armario y poco más. Despues hay una serie de espacios comunes como es una zona de relax, un gimnasio y una cafetería donde los tripulantes pasan sus descansos. El comandante nos explica a través de la guía que su vida se repartía en tres turnos de 8 horas dedicados a trabajo,. Descanso y formación.

LA PARTIDA DEL TITANIC DE CHERBURGO EN 1912.

Lo primero que me encontré fue una gran sala sin apenas nada, pero con unas proyecciones en la pared de lo que parecía el típico programa de información interactiva, sin embargo no veía los mandos por ningún sitio y al ser proyecciones a dos metros de altura como que táctil no sería. Entonces vi el truco, en el suelo unas marcas que indican donde situar los pies te dejan delante de un sensor Kinect, con el cual mediantE el movimiento de tu cuerpo puedes mover los selectores de información del programa en la gran proyección que hay frente a ti.

La exposición esta basada en una recopilación de historias de pasajeros, algunas reconstrucciones de partes del buque y también reconstrucciones de los hechos, la verdad es que resultó bastante simplona a mi parecer, más llena de datos históricos y réplicas que de contenido profundo.

El acuario y sus peceras está distribuido en 3 plantas con una serie de exposiciones más enfocadas en este caso a la tecnología utilizada por el ser humano para llegar a las profundidades que en la vida marina en si misma. Más ejemplos de minisubmarinos y la evolución de las escafandras de buceo marcan la temática de la primera planta, luego a medida que bajas se va centrando más en las peceras de los diferentes tipos de peces, crustáceos y todo tipo de vida marina.

Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Maravillosa "CITÉ DE LA MER" Cherburgo, Normandía.
Repost 0
Published by elby
Comenta este artículo